La fundación andaluza para formar a los parados pagó más

Así gastaba el dinero público la Faffe: más de tres millones de euros en hoteles, viajes y clubes de lujo


La fundación andaluza para formar a los parados pagó más de 20.000 euros en un selecto club de golf de Sotogrande

Tarjeta `black` y prostíbulos del jefe de los cursos para parados de la Junta

Los mil y un desmadres de la fundación andaluza para formar a los parados

La Fundación Fondo Andaluz de Formación y Empleo (Faffe) gastó sólo en cuatro años -entre 2008 y 2011- algo más de 3,1 millones en viajes, hoteles y clubes de lujo. Así consta en el sumario que instruye el Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla, que investiga esta entidad pública por el supuesto amaño de contratos y por funcionar, a efectos prácticos, como una agencia de colocación del PSOE.

De acuerdo con los datos recopilados por los investigadores de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, en esos cuatro años, la fundación que dirigía Fernando Villén, ex secretario de Empleo del PSOE andaluz, declaró a Hacienda gastos por un importe de 1.798.392 euros en diversas agencias de viajes. En algunas de ellas, la factura en solamente un año rozó los 370.000 euros.

A esos casi 1,8 millones de euros hay que sumar los 63.715,68 euros que declaró la Faffe haber pagado en hoteles, entre los que sobresale uno ubicado en Bailén (Jaén), en el que la entidad gastó más de 20.000 euros en 2010. Y hay que añadir, asimismo, una factura de 1,2 millones de euros pagados a empresas de transportes de viajeros, a compañías fundamentalmente de autobuses.

Entre esos gastos -cuyo importe global desveló el PP andaluz- sobresale uno aparentemente difícil de encajar, varias facturas a clubes sociales de lujo que, al menos en principio, tendrían poco que ver con el objeto y la finalidad de la Faffe.

Uno de ellos es el Club de Golf La Cañada. Allí declaró la fundación pública andaluza haber gastado 12.645 euros en 2008 y 2011, una cantidad que el club eleva en sus declaraciones a Hacienda hasta los 20.272,41 euros no sólo en 2008 y 2011, sino también en 2009.

La Cañada se anuncia en su página web como «uno de los mejores campos de golf de Andalucía». Ubicado en la exclusiva urbanización de Sotogrande, en Cádiz, ofrece 18 hoyos de autor, la mitad diseñados por David Thomas y la otra mitad por Robert Trent Jones Sr.

Un club de lujo que, sin embargo, no es el único en el que la Faffe gastó dinero del que recibía en concepto de subvenciones públicas.

El otro es el Club de Campo de Granada, otro establecimiento de alto nivel en la Vega de Granada en el que se celebran numerosos eventos y celebraciones. Allí gastó la Faffe 4.229,36 euros en 2009 según los datos aportados por la misma entidad a Hacienda y que se encuentran dentro del sumario que investiga la UCO.

Estos gastos se suman a los que Villén realizó con su tarjeta black corporativa también en alojamientos y restaurantes, además de en el club de alterne Don Angelo -que él mismo ha reconocido- o reparaciones en talleres mecánicos.
El silencio de Susana Díaz
Es la última revelación de una investigación en la que la propia UCO ha calificado a la fundación pública como un «sistema paralelo» de la Consejería de Empleo del que ésta se valía para saltarse la normativa de contratación y los controles para poder así beneficiar a empresas afines.

La otra pata de la investigación son los enchufes de ex cargos públicos del PSOE -y de otros partidos, incluidos tránsfugas del PP- y familiares de socialistas y de los directivos de la entidad. Hasta 200 calculan los investigadores.

Al hilo de los últimos datos, la secretaria general del PP-A, Loles López, aseguró que Susana Díaz «no puede seguir callada porque mientras más tiempo esté callada más cómplice será de los casos de corrupción» en la Junta.

López señaló que la Faffe «es un ejemplo de la falta de respeto del PSOE-A a la Justicia, a las instituciones y a los andaluces», toda vez que calificó la fundación como «un nido de enchufes de amiguetes del PSOE», cuyos dirigentes «usaban el dinero de los andaluces para comilonas, fiestas, ferias y clubes de alterne».

López se refirió a las «excusas» de Susana Díaz, «que ha señalado que esos hechos ocurrieron hace diez años»: «Esa moto no se la compra nadie, porque a quien le está reclamando información la Justicia sobre el gasto de las tarjetas es a ella, y es ella la que está mirando para otro lado».

«Es evidente que Susana Díaz tiene mucho que ocultar y por eso no quiere hablar, pero tiene que dar los movimientos de las tarjetas, y cada día que mantiene su silencio nos hace sospechar más», dijo López, que acusó al gobierno de la Junta de «estar encubriendo los hechos» porque «dijeron que no había tarjetas y ya vamos por cuatro, no aportan la información al juzgado y encargaron una auditoría a una persona cercana al PSOE».

Source: elmundo.es