La moción de censura presentada por el PSOE contra Mariano

Los números para el éxito de la moción de censura del PSOE


La moción de censura presentada por el PSOE contra Mariano Rajoy tiene básicamente dos vías para prosperar: que Pedro Sánchez consiga el respaldo de Ciudadanos o que, en cambio, opte por buscar el apoyo de los partidos independentistas y nacionalistas (ERC, PDeCAT y PNV). En ambas opciones necesita la complicidad de Pablo Iglesias.

El PSOE tiene 84 escaños en el Congreso y cuenta con el diputado de Nueva Canarias. O sea, que tiene 85 votos. A partir de ahí, cualquier combinación para el triunfo de la moción de censura pasa por sumar incondicionalmente los 67 diputados de Unidos Podemos. Juntos suman 152 votos y se entiende que necesitarían alcanzar al menos los 176. La cifra que marca la mayoría absoluta de la Cámara.

Para alcanzar esos 24 votos que le restan, la opción preferida dentro del PSOE siempre ha sido conseguir el respaldo de Ciudadanos. Con sus 32 votos Sánchez tendría suficiente porque entre los tres partidos alcanzan los 184 diputados. Pero ya es conocida la animadversión que Podemos y Ciudadanos se tienen entre sí y que ya llevó a truncar la posibilidad de echar a Rajoy en 2016 e investir a Sánchez.

Si esa opción fracasase, la alternativa a Ciudadanos implica depender de los votos de los independentistas catalanes, ERC (9) y PDeCAT (8), en pleno desafío secesionista. Una idea que siempre ha espantado a los dirigentes del PSOE porque no quieren ser "rehén" de dos formaciones que tratan de romper la Constitución y la unidad de España.

Ambos partidos independentistas serían imprescindibles para la mayoría y, además, también tendrían que entrar en juego el PNV (con quien el PSOE mantiene una buena relación en el Gobierno del País Vasco) y Compromís. Sus cinco y cuatro diputados darían la mayoría absoluta con 178 votos.

Existiría una tercera opción, más remota, que obligaría a Ciudadanos a abstenerse siempre y cuando PSOE y Unidos Podemos voten a favor de la moción de censura. Pues sumarían más que los votos en contra del PP (134) y sus socios de UPN (2) y Foro Asturias (1). El problema de esta vía es que el nuevo Gobierno nacería con mucha debilidad porque no tendría garantizada la mayoría estable.

Source: elmundo.es