Pedro Sánchez no renunciará a ser investido con los votos

La inestabilidad política tumba al Ibex y dispara la prima de riesgo española


Pedro Sánchez no renunciará a ser investido con los votos independentistas en la moción de censura y deja en el aire la convocatoria de elecciones

Brutal arremetida de Rajoy contra Pedro Sánchez y su moción de censura: "Su gobierno sería inviable, pero le da igual"

Ciudadanos rechaza la moción del PSOE contra Rajoy y sólo apoyará una que sirva para convocar elecciones

El mercado, y por lo tanto los inversores, han vuelto a demostrar el miedo, incluso pánico, que les provocan las situaciones de inestabilidad política. La sentencia del caso Gürtel ha desatado una moción de censura por parte del PSOE y unas exigencias de Ciudadanos que han desatado las ventas de prácticamente todo lo que tenga algo que ver con España. La consecuencia: el Ibex se desploma más de un 2%, con la mayor parte de valores en negativo, y la prima de riesgo está ya en 105 puntos, lo que supone un avance de 15 enteros en sólo una sesión.

La reacción del mercado, además, ha sido inmediata. En el momento en el que se ha evidenciado el acorralamiento del Gobierno el Ibex ha pasado de estar en positivos a ceder, por muchos, los 10.000 puntos. La peor parte se la llevan los bancos, con CaixaBank perdiendo casi un 4%, y BBVA dejándose un 3% y Banco Santander y Bankinter más de dos puntos.

"Para la Bolsa, la incertidumbre política se traduce en incertidumbre regulatoria, de manera que podrían ser los sectores más sensibles a la regulación, como es caso de eléctricas y la banca mediana, los más penalizados", explica Felipe López, de Self Bank, en declaraciones recogidas por Europa Press. El "varapalo", afirma, podría haber sido mayor "si no fuera porque estaba parcialmente descontado que pudiera suceder algo así". "El Gobierno de Rajoy no ha sido en ningún momento un gobierno fuerte. Ha encontrado muchas dificultades para promover reformas o para sacar adelante los presupuestos".

En el mercado de renta fija, el bono español cotiza en el 1,5%, muy por encima del cierre de ayer. El repunte, además de por la situación propia de España, está relacionado también con los temores que está generando el nuevo Gobierno populista de Italia. En este complejo contexto los inversores buscan refugio, tal y como ocurre siempre que hay procesos de inestabilidad, en el bono alemán. La consecuencia de todo este proceso es que la prima de riesgo española cotiza ya en máximos que no se registraban hace más de cinco meses. El euro también ha sufrido la incertidumbre política de la tercera y la cuarta potencia de la Eurozona. La moneda común europea cotiza en los 1,16 dólares mientras que el martes estaba en los 1,18 dólares.

Source: elmundo.es